¿Qué hacer con las pertenencias de mi ser querido tras su fallecimiento?

Tras la partida de nuestro ser querido recorremos un camino lleno de emociones que invaden nuestros días. A esto, le debemos sumar múltiples decisiones difíciles, como decidir qué hacer con las pertenencias de quien nos ha dejado. Encontrar aquellos objetos personales que ocupaba en su trabajo, sostener su chaleco favorito u oler su perfume es un experiencia que sin duda es compleja, doloroso y requiere preparación para poder enfrentar los recuerdos y las emociones que a veces tratamos de esconder.

¿Cuál es el mejor momento para realizar esta acción?

Como sabemos, el duelo es individual y cada persona lo expresará de distinta forma porque finalmente existen diversos factores que influirán en la manera de atravesar este proceso.

Para los expertos, no existe un momento ideal para sacar los objetos que pertenecieron a nuestro ser querido, pero tampoco es aconsejable dejar intactos los lugares donde estuvo la persona antes de fallecer. En este sentido, no mover el vaso de agua que dejó en su velador o el plato donde comía cotidianamente simbolizaría no estar aceptando la pérdida ni la nueva realidad.

Es necesario saber que quitar las pertenencias de quien ha partido de nuestra vida es parte de nuestro proceso de duelo por lo que el consejo más acertado es tomarte el tiempo necesario para hacerlo cuando estés listo emocionalmente.

Queremos ayudarte a enfrentar de mejor manera esta tarea por lo que te dejamos algunas recomendaciones para realizarla tranquilamente.

ESCOGE LAS COSAS QUE GUARDARAS

Una buena opción es realizar una lista previa donde identifiques aquellas pertenencias que son imposibles de dejar ir. Sigue a tu corazón, y parte por aquellas zonas de la casa que pueden ser más fácil de abordar que otras.

HAZ ESTA TAREA POCO A POCO

No es necesario que elimines todo lo que te recuerda a tu ser querido de una vez. Debes tener claro que es posible que te reencuentres con objetos, cartas que hace mucho tiempo no veías o leías por lo que es necesario que este proceso sea progresivo sin apresurar ni bloquear aquellas emociones o sentimientos que se abordarán en esta tarea.

Un buen consejo es establecer metas diarias que permitan que este proceso sea más llevadero y un poco más tranquilo.

 

PREGUNTA SI OTRA PERSONA QUIERE GUARDAR ALGUNA PERTENENCIA

Puede que otros miembros de tu familia o amigos cercanos que quieran conservar alguna pertenencia u objeto de quien los dejó. Para eso, es mejor realizar una lista con los nombres que crees podrían querer algo de tu ser querido. Pregúntales y regálales aquellos objetos que desean y que sin duda conservaran como símbolo de los lindos momentos que pasaron en algún momento de la vida.

 

SIEMPRE ES BUENO PEDIR AYUDA

Si bien muchos escoger realizar esta difícil tarea solos, nunca está de más pedir ayuda a familiares y amigos que quisieron, al igual que tú, a quien ya partió de su lado. Recoger las pertenencias de alguien que falleció demanda energía y muchas emociones por lo que quizás es una buena idea pedir ayuda a quienes conocieron y amaron a esa persona especial.

Comparte tus sentimientos, cuenten anécdotas o historias memorables para hacer de este difícil momento uno quizás no tan triste. Recuerda que recordar a quien nos dejó con alegría y no con pena es una manera sanadora de ir viviendo este duelo de mejor manera.