Teléfono de atención 24 horas 800 200 151  |   Síguenos en Facebook
Gabriel Rojas +569 9692 35 73      Robinson Varela +569 5823 88 03

Qué significa soñar con esa persona que ya no está con nosotros

Cuando alguien se va de este mundo, nos deja con una tristeza enorme y cientos de preguntas pueden rondar nuestra cabeza. Recordamos los buenos momentos que pasamos con esa persona, las risas compartidas y hasta los planes que queríamos hacer con él o ella.

Por estos mismos pensamientos, muchas personas llegan a soñar con ese ser querido que ya falleció.

Según señala Radio Bío-Bío  en una nota que publicaron este año, existen 8 características de esta experiencia:

1. “Se siente reales”

Una de las descripciones más comunes de los sueños de visitación, es que suelen ser más intensos, y kinestésicos que el resto. “‘Se siente tan real”‘, es una expresión común que caracteriza a estas experiencias”, detalla Preston Ni, autor del libro “Sueños de visitas de seres queridos fallecidos: comprender su significado y poder transformador”.

Asimismo, el experto describe que la intensidad del sueño puede permanecer por meses o incluso años, como si hubiera ocurrido recientemente.

2. Los fallecidos parecen estar sanos y vibrantes.

“Usualmente, los fallecidos no aparecen enfermos, frágiles o angustiados en los sueños de visitación. En su lugar, aparecen más sanos, vibrantes y más jóvenes“, complementa el experto.

3. Transmiten calma.

Complementando el punto anterior, Preston señala que frecuentemente los fallecidos aparecen en este tipo de sueños transmitiendo calma, amor y alegría.
“Puede ser que quiera comunicar que está bien y que la persona que lo sueña también lo estará”, añade.

4. Los fallecidos comunican mensajes importantes.

Asimismo, los fallecidos suelen traer mensajes importantes para el soñador. “Tal vez imparten sabiduría, lecciones de vida, recordatorios, advertencias u otros tipos de guía”, describe sobre el propósito.

5. Los fallecidos se comunican simbólicamente.

En muchos casos, en lugar de hacerlo verbalmente, el fallecido se comunica telepáticamente y/o simbólicamente. De este modo, “sin palabras, el soñador es capaz de entender claramente el mensaje de su ser querido fallecido”, complementa.

6. El soñador despierta con emociones intensas.

Quienes experimentan sueños de este tipo, suelen despertar sintiendo emociones fuertes, las cuales generalmente son positivas: amor, alegría, alivio.

7. El soñador experimenta el cierre de un ciclo.

“Algunas personas que han tenido sueños de visitación reportan que la experiencia les ayudó con el proceso de duelo”, describe el experto.
Del mismo modo, detalla que tras el sueño, fueron capaces de lidiar mejor con la pérdida de su ser querido y seguir con sus vidas.

8. La experiencia cambia al soñador.

Finalmente, el experto destaca que una de las características más sorprendentes de los sueños de visitación, es que pueden transformar la perspectiva de la persona.
“Muchos reportan un incremento en su interés por las preguntas existenciales más profundas de la vida, así como un mayor deseo para explorar el propósito y significado espiritual de las cosas. Esto incluye casos en los que la persona no tenía nada de interés en esos asuntos antes del sueño de visitación”, concluyó.

Al parecer, el soñar con nuestros familiares o personas cercanas que ya no están con nosotros, es más común de lo que pensamos y pueden ser un excelente catalizador para preguntas y respuestas que tenemos en nuestra mente.

¿Y ustedes, han soñado con algún familiar o persona querida ya fallecida? ¿Cuál ha sido su experiencia? Cuéntennos.