Meditación y duelo. ¿Cómo ayuda al proceso?

Durante nuestra vida tendremos que vivir muchas experiencias, algunas buenas y otras difíciles como perder a alguien a quien amamos. Durante este proceso, individual y lleno de incertidumbre, solemos encerrarnos en nuestros propios sentimientos, pero no siempre es lo mejor para nuestra salud mental.

Nuestra alma necesita de luz, tranquilidad y esperanza de que el tiempo curará ese dolor que sentimos. Es aquí donde entra la meditación que nos brinda estos y otros tantos beneficios para enfrentar el duelo de mejor manera.

¿Cómo meditamos?

  • COMODIDAD: Escoge un lugar que te entregue tranquilidad y donde te sientas cómoda. Puedes añadir música que brinde calma o que te entreguen recuerdos con esa persona especial.
  • RESPIRACIÓN: Teniendo lista tu playlist comienza a respirar lentamente hasta que te puedas conectar contigo mismo. Sé consciente del momento en que sale y entra el aire por tu nariz, pulmones y continúa hasta llegar al estado de meditación requerida.
  • CONEXIÓN: Una vez que llegues al estado máximo de meditación comenzarán a aparecer las emociones, recuerdos, momentos especiales, voces, y muchas más cosas. Recuerda aceptar todo lo que vaya apareciendo en tu mente y alma, esa será una forma de procesar mejor la pérdida de tu ser querido.

Beneficios que trae la práctica de meditación

Uno de los grandes beneficios de la meditación es que nos permite vivir este proceso de forma muy natural: dejándonos que exista y sin reprimir ninguna de nuestras emociones.

En primera instancia, pensaríamos que liberarnos de nuestras emociones podría ser perjudicial pero finalmente la meditación nos brinda tranquilidad y procesar de mejor forma la cantidad de sensaciones que sentimos una vez que se pierde a un ser querido.

 

Recuerda que la meditación no hace desaparecer la tristeza, pero si te servirá para entender que este proceso, junto a la muerte, es totalmente natural y que a lo largo de la vida todos tendremos que experimentar.

Acá te dejamos algunas clases de meditación guiada.

 Fuente: Sendero.cl